Snake

lunes, 11 de febrero de 2013

Angel's Share


The Angel's share es un filme dirigido por el británico Ken Loach, protagonizada por Paul Brannigan, John Henshaw, William Ruane, Maitland Gary, Jasmin Riggins y Reilly Siobhan.
El tema principal de esta película son las segundas oportunidades, se ve reflejado en el personaje principal Robbie, que busca ser alguien mejor porque ya fue alguien peor y de nada le sirvió en su vida. Que a pesar de haber tenido una vida complicada, llena de violencia y de muchas carencias, consigue volver a empezar y salir de aquel círculo vicioso de mala vida en el que estaba metido.
La película dura 101 minutos, y fue producida por  Sixteen Films, Why Not Productions y Wild Bunch. The Angels’ Share se grabó en Glasgow, Edinburhg y Balblair Distillery. La memoria narrativa está separado en 35 capítulos.
El personaje principal es Robbie, que a pesar de ser un personaje con bastante carencias emocionales, y de un largo historial de problemas que arrastra consigo, se le pilla bastante cariño por su esfuerzo constante de ser mejor persona y esa dulzura sutil que esconde en él. Los demás son personajes secundarios que van rellenando la historia, cada uno forma parte de algo que moldea la historia en un transfondo, ya que Robbie es el personaje principal todo el tiempo. Podemas ver a sus compañeros Mo, Albert, Rhino, que al igual que Robbie, son considerados unos personajes marginados socialmente, pero el director juega con sus personalidades y los crea cercanos y confortantes para agradar al público nada mas empezar la película. Luego también estan Leonie y Luke, la mujer e hijo de Robbie, que son un punto fuerte en la película, ya que son una de las principales razones por las que el protagonista se impulsa al cambio de su vida.
Se pueden encontrar varios recursos. El director hace uso de una elipsis, que es una parte importante de la película, cuando hay un flahsback que muestra las consecuencias del joven Robbie, de aquel incidente que marca a Robbie de por vida. Es importante porque muestra también como le ha destrozado la vida a otra persona.
Hay una catáfora que se puede ver cuando un señor le entrega a Robbie en la cata de whiskies su targeta, ahí nos aniticipa que algo va a tener que suceder con ese hombre.
También hay una anáfora que se refleja en Albert, uno de los personajes secundarios, el cual repite las mismas tonterias a lo largo del filme. Mas tarde se convierte en el recurso de antítesis, ya que es tomado por tonto, pero en un momento dice el comentario mas inteligente y menos esperado por parte suya.
Se podría decir que la película tiene siete partes. La primera parte es la introducción de la película y los personajes, nos explica quienes son, que han echo y cuales son las consecuencias de sus actos. Podemos ver como es la vida del personaje principal sobre todo, y como se conoce con sus demás compañeros que serán tanto para él mas adelante.
La segunda parte es donde conocemos mas a fondo al protagonista, y vemos todo el conflicto social que lleva encima suyo, y lo mal que están las cosas actualmente, donde podemos ver reflejado el tema de locus eremus (lugar indeseado). Pero en el momento en el que nace su hijo, y recibe esa paliza, es la señal de que debe seguir adelante y luchar por lo que mas quiere.
La tercera parte, es donde Robbie encuentra su camino que desea comenzar a emprender. Encuentra una vocación que le llama la atención en aquella bebida conocida como el whisky, y ahí comienza su historia. Al mismo tiempo, el peso de su vida llena de violencia y carencias le hace retroceder en su emprendimiento hacia una vida mejor, por ejemplo cuando se ve con su pasado mas oscuro, el chico al que casi mata injustamente.
La cuarta parte es cuando se propone cambiar su forma de vivir de forma definitiva, encontrando trabajo, y dandole algo mejor a su mujer e hijo, se puede ver el tema reflejado como locus amoenus (lugar mejor). Su amiga Mo le propone un plano para ganar dinero y así poder conseguir una vida mejor, y él juntos a sus compañeros planean como hacerlo y lo consiguen.
Y la última parte, es cuando Robbie demuestra que una persona si puede cambiar, y se merece tener segundas oportunidades. Se crea una vida mejor, y sus compañeros también.
Esta película tiene el tópico de homo viator, ya que el protagonista a lo largo de los aconteciemientos va siguiendo un camino que le desembocará a su segunda oportunidad, el tema principal de este filme. El director juega con un gran ingenio, ya que en esta película podemos encotrar una realismo crudo y puro de la sociedad marginal de el Reino Unido, y al mismo tiempo crea una denuncia social, y en los personajes crea una busqueda de identidad constante, ya que su marginación y carencias que sufren les lleva a perderse en si mismo.
También retoca la historia para que cojamos cariño a gente que está marginalmente apartada de la sociedad por su conducta inadmisible y su forma de vivir. Es una contrariedad enorme, ya que en todo momento el público quiere lo mejor para los personajes sobre todo Robbie, que a pesar de haber echo lo que hizo, el cariño lo sienten igual, y se alegran de que robe el Whisky, que a pesar de ser para una buena causa sigue siendo para un crimen.
Carlos Boyero, El País: “Es probable que la escuálida camarilla de cretinos vanguardistas acusen a Loach de buenismo [...], de edulcorar la realidad, de sentimentalismo al gusto del gran público. No le causará el menor daño a una película que siente cariño por sus personajes, que no engaña sobre la naturaleza de su protagonista,[...], con una cálida dosis de humor y de ternura aunque lo que describe sea dramático, que logra que no pierdas el interés nunca por lo que te están contando, con un punto conmovedor y risueño. Adicionalmente, te proporciona un deseo irresistible de ir a catar las esencias del whisky en las destilerías de Escocia.”.